Las especies de arañas más comunes en domicilios y recintos habitados por el hombre son: la araña del cuadro o de rincón (Laxos celes laeta), la araña patas largas (Pholcus Phalangioides) y las arañas del género Oecobius.  La araña de rincón o araña de los rincones (Loxosceles laeta) es una especie de araña araneomorfa de la familia Sicariidae (antes de la familia Loxoscelidae) que suele esconderse en grietas y rincones de difícil acceso, de ahí su nombre. Muchos la consideran como la más peligrosa de las arañas del género Loxosceles, ya que su mordedura produce frecuentemente reacciones sistémicas severas e incluso la muerte.